Cada vez son más las entidades que se suman a la imparable tendencia global de la gestión pasiva y de los fondos indexados.

Debido al creciente número de inversores que están traspasando sus fondos desde ING a Finizens, hemos elaborado un análisis comparativo entre las carteras de gestión pasiva de Finizens y la Cartera Naranja de ING, para poder ayudar a otros inversores a elegir la opción más eficiente.

Ambas soluciones incluyen únicamente productos indexados que replican índices, proporcionando una exposición global. Como diferencia esencial, en la estrategia de gestión pasiva de Finizens no existe discrecionalidad alguna en la toma de las decisiones y nuestra asignación de activos se basa estrictamente en el análisis cuantitativo de los mercados en el largo plazo, mientras que ING puede cambiar la asignación de activos basándose en su opinión de mercado y por lo tanto susceptible a las equivocaciones humanas y sesgos emocionales presentes con los gestores activos.

Comenzando el análisis por los costes de ambos productos, observamos cómo para una inversión de 10.000€, Finizens tiene un coste total máximo (esto es sin ninguna promoción y durante el primer año de inversión) de 0,65% frente al 0,99% de ING. Esta diferencia se traduce en un ahorro para el inversor de Finizens de 0,34% durante el primer año de inversión. Además, Finizens recompensa al inversor bajando las comisiones de gestión automáticamente cada año , incrementándose la diferencia en el ahorro hasta el 0,52% anual después de 10 años de inversión (Finizens 0,47% vs ING 0,99%).

Comisiones Cartera Finizens vs Cartera Naranja

El efecto de las comisiones es sin lugar a duda uno de los factores clave de éxito a la hora de invertir, ya que el ahorro en comisiones se traducirá en una mayor rentabilidad acumulable a lo largo del tiempo para el inversor.

Para asegurarnos que nuestros clientes siempre obtengan la mayor rentabilidad posible de sus inversiones, lanzamos a principios del 2020 “Tú por delante”, iniciativa pionera a nivel mundial, donde garantizamos reducciones anuales en la comisión de gestión de forma automática.

Para cuantificar el efecto de unas bajas comisiones sobre la rentabilidad de tu cartera y únicamente basándonos en el ahorro en costes de invertir con Finizens frente a invertir con ING , para una inversión de 10.000€ el inversor de Finizens obtendrá una rentabilidad adicional de 430€ a 10 años y de 1.020€ a 20 años.

En cuanto a la asignación de activos desde la perspectiva de la diversificación, observamos deficiencias en la Cartera Naranja de ING entre las que destacamos:

  • A medida que avanzamos en el nivel de riesgo, ING incluye más mercados de renta variable. En el caso de la opción más conservadora (10/90) únicamente ofrece exposición al mercado de renta variable europeo. A partir del siguiente nivel de riesgo (20/80) incluye el mercado americano y a partir del cuarto nivel de riesgo (40/60) incluye países emergentes y Japón.

  • Solo incluye bienes reales de forma puntual para los perfiles más agresivos, a partir de la cartera 75/25, por lo que solo un 15% de clientes, medido en términos del patrimonio total en cada una de las Cartera Naranja, tiene acceso a este activo.

La aparente subjetividad utilizada en la construcción de la Cartera Naranja, provoca una reducción considerable en la diversificación entre clases de activos y regiones geográficas. Por el contrario, en nuestras carteras incluimos la máxima diversificación entre clases de activos y zonas geográficas para todos los perfiles de riesgo.

A continuación mostramos el número de posiciones incluidas tanto en Finizens como en ING.

Nº de posiciones presentes en las Carteras Finizens vs Cartera Naranja de ING

El proceso de inversión de Finizens se basa en elevados niveles de diversificación global, independientemente del nivel de riesgo de la cartera, por lo que todas las carteras incluyen 3 tipologías de bonos, 4 mercados de renta variable y un bien real, resultando en carteras que abarcan más de 20.000 posiciones, frente a las 2.609 hasta 8.120 posiciones dependiendo de la Cartera Naranja.

También se pueden apreciar otras ineficiencias resaltables en la asignación de activos de ING.

Cada vez son más las gestoras que incorporan en las carteras de clientes sus propios productos y fondos, en lugar de incluir los activos más eficientes del mercado, maximizando de tal forma sus propios beneficios a expensas del inversor final. En el caso de la Cartera Naranja, se incluyen los fondos de la casa tanto ING Direct Euro Stoxx 50 como ING Direct S&P 500, los cuales entre otros factores, tienen costes más elevados que otras alternativas disponibles en el mercado. Ambos activos representan un porcentaje relevante de la Cartera Naranja, desde un 9,83% en la cartera más conservadora (10/90) hasta el 38,75% en la cartera más agresiva (90), según su último informe semestral disponible.

En contraste, Finizens es una entidad independiente, sin conflictos de interés con sus clientes, con una política de inversión totalmente alineada con el interés del inversor, que selecciona siempre los mejores activos del mercado.

Continuamos el análisis con la rentabilidad, comparando cada una de las carteras de Finizens frente a la Cartera Naranja, agrupando las distintas alternativas por su nivel de riesgo equivalente (medido en términos de volatilidad). El periodo de análisis desde la fecha de lanzamiento de la Cartera Naranja (julio 2018). Como sabéis el pilar fundamental de nuestra estrategia de inversión es la orientación a largo plazo, y por ello como de costumbre nos hubiera gustado poder realizar este análisis de rentabilidad abarcando un periodo de tiempo más extenso. Sin embargo, al poseer la Cartera Naranja un componente de gestión activa y por lo tanto de posible variación de su asset allocation a lo largo del tiempo, en este caso no ha sido posible realizar el backtesting y solo hemos podido ceñirnos a los datos reales desde su comienzo.

Podemos observar como, para todos los perfiles de riesgo, las carteras de Finizens han producido una rentabilidad adicional acumulada frente a su Cartera Naranja comparable, desde un +1,56% (cartera más agresiva de Finizens vs Cartera Naranja 50/50) hasta un +3,26% (cartera más conservadora de Finizens vs Cartera Naranja 10/90).

Rentabilidad adicional de Finizens vs ING

También se puede observar en la tabla de arriba, cómo la rentabilidad adicional de las carteras de Finizens no implica asumir un mayor riesgo frente a su equivalente Cartera Naranja (esto es la columna de volatilidad), demostrando así una superior eficiencia en el binomio rentabilidad/riesgo. Para cuantificar este hecho, medimos el ratio de Sharpe en la siguiente gráfica.

Ratio Sharpe de las Carteras Finizens vs Cartera Naranja

Podemos observar cómo independientemente del perfil de riesgo seleccionado, las carteras de Finizens muestran una mayor eficiencia en cuanto a la rentabilidad producida ajustada al riesgo, con un ratio Sharpe muy superior, desde +97% para la cartera más conservadora hasta +25% para la cartera más agresiva equivalente.

Una rentabilidad superior junto con una mayor diversificación, ofreciendo unas comisiones significativamente más bajas y además decrecientes en el tiempo, son clave para el éxito de tu inversión en el largo plazo.