El IBEX es el índice de referencia de la bolsa en España. En concreto, el índice IBEX 35 (“IBEX”) aglutina los 35 valores más líquidos negociados en la Bolsa española, ponderados por su capitalización bursátil.

El objetivo de este análisis de mercado es evaluar las características del índice IBEX 35 y sus deficiencias bajo la perspectiva de un inversor.

Desglosando la composición del IBEX 35, se observa como es un índice altamente concentrado:

  • Refleja el performance bursátil de empresas de un único país, España
  • Brinda exposición únicamente a activos de renta variable
  • Más del 50% del índice lo componen una minoría de sectores de la economía, es decir, el sector bancario con un 34,37%, y petróleo y energía con el 20,24%

alt Fuente: Bolsa de Madrid, Junio 2018

  • Los 10 valores más representativos suponen el 72,11% del índice alt Fuente: Bolsa de Madrid, Junio 2018

La alta concentración del índice a nivel de país, sectores de la economía y empresas individuales, implica por definición un nivel de diversificación no óptimo, es decir menor resiliencia a las fluctuaciones de mercado y al impacto de eventos en el panorama global.

Para poder cuantificar el grado de ineficiencia del IBEX 35 en términos de performance, realizamos un análisis comparativo basado en datos reales de mercado, comparando la evolución del índice IBEX 35 con una inversión equivalente en índices más diversificados: la cartera de riesgo 5/5 de Finizens, una cartera de inversión diversificada a nivel global mediante 8 fondos indexados distintos en activos de renta variable, renta fija e inmobiliario.

A nivel descriptivo, la cartera de Finizens tiene un asset allocation diversificado a nivel internacional en países de Europa, Estados Unidos, Países Emergentes y del Pacífico. El 76% de su exposición geográfica es determinada por Europa y EEUU.

alt Fuente: Vanguard & Amundi. Datos a julio 2018

Los cuatro sectores con mayor relevancia en la cartera de Finizens analizada acumulan conjuntamente el 52% del asset allocation, compuesto por: el sector financiero, gobiernos, tecnología e inmobiliario (Real Estate).

alt Fuente: Vanguard & Amundi. Datos a julio 2018

En este análisis comparativo se evaluarán por lo tanto los principales indicadores de performance, es decir, factores de rentabilidad, volatilidad, caída máxima y ratio de Sharpe. Se asume un periodo de observación de 20 años (periodo de 01/01/1998 a 31/12/2017), para alcanzar representatividad estadística de largo plazo. Empleamos en nuestro análisis índices denominados en USD ya que tienen mayor histórico de datos y por ende son más representativos.

alt Fuente: Morningstar Direct

Observamos como la cartera diversificada de gestión pasiva, consigue brindar una rentabilidad anualizada superior a la de una inversión en el IBEX 35 (5,98% vs 5,60%). Durante ese mismo periodo, que entre otros abarca la crisis global que inició en 2008 con una consecuente caída pronunciada de los mercados, la cartera de gestión pasiva registró una volatilidad significativamente menor a la del IBEX 35 (11,70% vs 20,92%) además de una caída máxima más reducida (-45,17% vs -54,75%).

alt Fuente: Morningstar Direct

A 20 años la cartera 5 de Finizens obtuvo un ratio de Sharpe superior frente al IBEX 35 (0,39 vs 0,23), presentando por ende un mejor compromiso rentabilidad-riesgo.

alt

Conclusión

El análisis comparativo realizado sobre datos históricos de la evolución del IBEX 35, indica como invertir en una cartera globalmente diversificada de gestión pasiva indexada se hubiera obtenido no tan solo mejor rentabilidad y un ratio de Sharpe más elevado, sino un nivel de volatilidad y de riesgo significativamente inferiores.

La inversión pasiva indexada global se configura como una solución de inversión mucho más eficiente que la inversión en el IBEX 35 para un inversor de largo plazo.