Ante la creciente preocupación por el futuro de las pensiones públicas, en Finizens celebramos el pasado día 4 de julio, una mesa redonda titulada “Hacia la Independencia de las Pensiones”, en la que han participado Martín Huete, co-fundador y co-ceo de Finizens; Juan José Cotorruelo, director de Vida y Pensiones de Caser; y Manuel Álvarez, Secretario General de Ocopen (Organización de Consultores de Pensiones). El objetivo es poner encima de la mesa el panorama actual de las pensiones y las diferentes soluciones de ahorro e inversión para la jubilación.

Destacar que en España, hay un 16% más de personas mayores de 64 años por cada 100 menores de 16, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Esto significa que debido al aumento de la longevidad, el actual sistema público de pensiones es absolutamente inviable. Una situación que supone “un problema crónico para la economía española que tradicionalmente no hemos sabido abordar” como afirmó Manuel Alvarez.

La actual situación en el sistema público de pensiones en España, demuestra, según Juan José Cotorruelo, que las pensiones “deberán forzosamente cambiar en cuanto a formato y cobertura respecto a la situación actual”, también señaló que “la entrada de gestoras externas en el mercado de pensiones podría estar más cerca de lo que se piensa, ya que en Europa se está trabajando en una armonización que esté lista antes de las próximas elecciones europeas, en mayo de 2019”.

Para Juan José Cotorruelo, la llegada de estos vehículos supondría un enriquecimiento de la oferta y de la competencia. No obstante, señala que "la fiscalidad depende de cada estado miembro, y desconoce si se igualaran las ventajas a los planes de pensiones”.

Martín Huete ha explicado que un ahorrador debería destinar entre el 70% y el 80% de su cartera para la jubilación a productos de gestión pasiva y el resto a productos de inversión activa, donde el criterio de selección no sea exclusivamente por datos de rentabilidad pasadas, además añade: “La gestión pasiva tiene todo el sentido en la inversión a largo plazo, aunque no significa que no podamos dedicar una parte de nuestra cartera a la inversión a fondos o planes de gestión activa.” También recuerda, que en Europa menos del 15% de los gestores activos baten a su índice de referencia. "El 90% de la rentabilidad y riesgo de una cartera viene determinado por el Asset Allocation y esa es la clave, diversificar globalmente en diferentes clases de activos y zonas geográficas, lo que denominamos comprar el mundo. En esto consiste la magia de la inversión pasiva, carteras globales muy diversificadas sustentada en fondos índices, realizar aportaciones periódicas y hacer como Ulises dejándose atar al barco para no escuchar los cantos de sirena (ruido del mercado)”.

Sin embargo, los fondos o planes de pensiones de inversión pasiva, tiene que lidiar con "el poder de la marca" de los grandes bancos. "Este es un negocio a largo plazo y hace falta que la gente se sienta cómoda con la gestión pasiva", afirma Juan José Cotorruelo. Para Martín Huete, esto es clave ya que "en España los bancos han vendido planes de pensiones de dudosa calidad al tener cautivo al cliente".

La mesa se ha cerrado con un pensamiento claro hacia el futuro, gracias a la introducción de la inversión pasiva en el sector, va a permitir que se queden fuera de mercado los gestores ineficientes, obteniendo una mayor calidad para el cliente y, sobre todo, en una mayor rentabilidad. Hay que señalar que en España la gestión pasiva no alcanza el 1% de cuota, frente al 40% de EE.UU y el 20% del resto de Europa; la nueva ola de la inversión pasiva, así como la transparencia que, entre otros factores impondrá MiFIDII, acabará eliminando tanto la gestión activa mediocre como la disfrazada como tal.

¡Si quieres saber más sobre como planificar tu jubilación y buscar otras alternativas, ponte en contacto con nosotr@s!