Llega un día en el que te das cuenta de que esa disciplina de ahorro que te propusiste ha dado sus frutos: ahora tienes algo de dinero en la cuenta del banco pero no sabes qué hacer con él. Aunque sí sabes que ahí parado poco puede hacer por ti. Por eso comienzas a leer y descubres una forma de ahorrar e invertir con un nombre poco frecuente, los Unit-Linked.

Los Unit-Linked son seguros de vida-ahorro en los que tus aportaciones como cliente no se quedan guardadas en un cajón, sino que se invierten en una cartera de valores cuyo riesgo se adapta a tu perfil de inversor. Es decir, es otra forma de participar en un fondo de inversión a la vez que disfrutas de las ventajas de un seguro de vida. En caso de fallecimiento, el capital acumulado en tu plan se podrá transferir a quien tú hayas designado además de, por ejemplo, un plus de 500 euros.

El Plan de Ahorro Finizens utiliza el formato Unit-Linked por la gran flexibilidad que ofrece a la hora de gestionar tu inversión. Para muestra un par de botones: un plan de ahorro con Finizens tan solo requiere 100 euros de aportación inicial y activarlo no lleva más de unos pocos minutos, ya que puedes realizar todos los trámites a través de Internet, sin necesidad de enviar o firmar documentos físicos, todo desde tu smartphone.

Una vez dado de alta, nuestra plataforma tecnológica se encarga de todo: la gestión de tu dinero corre a cargo de nuestros algoritmos. Además, si deseas aportar más dinero a tu Plan de Ahorro o recuperar parte o el total de tu inversión, puedes hacerlo en cualquier momento con un clic, sin penalizaciones ni comisiones adicionales.

Gracias a esa flexibilidad que ofrecen los Unit-Linked, componemos tu cartera de inversión con fondos de gestión pasiva tan interesantes como los de Vanguard, (reservados hasta ahora a los grandes capitales que se podían permitir un importe superior al 1.000.000 de euros), incluyendo los ETFs, y sin generar ningún impacto fiscal para nuestros clientes a la hora de efectuar los rebalanceos periódicos. Esto entre otros nos permite ofrecerte las carteras de gestión pasiva más diversificadas del mercado, y con un coste hasta un 85% más bajo que un banco.

Y hay más ventajas asociadas. Por ejemplo, cuando decidas recuperar toda o parte de tu inversión, es la propia aseguradora la que tramita la retención de impuestos correspondiente a tu plan de ahorro, evitándote una vez más trámites y papeleo.

En Finizens colaboramos con Caser Seguros para gestionar tu Plan de Ahorro, es la entidad en la que están depositados tus fondos. De esta forma, tu dinero está respaldado por la elevada solvencia del balance de Caser, que duplica lo exigido por la legislación (un 269% en 2015).

Y hablando de planes… ¿ya tienes uno? ¿Te apetece probar nuestro simulador de rentabilidad?