Me viene a la cabeza esta cita de Yogi Berra, famoso jugador de béisbol, cada vez que oigo a un “experto” financiero hablando sobre el futuro.

La gente que hace de la predicción su negocio, los que son citados en artículos de periódicos o que aparecen como expertos en televisión, no son mejores prediciendo el futuro que el resto de nosotros1.


Los expertos financieros2 no son una excepción. Hasta los meteorólogos3 lo hacen mejor

Afortunadamente, pronosticar el futuro no es determinante para el éxito de la inversión a largo plazo. Tener la humildad para admitir que no sabemos lo suficiente y reconocer que los mercados son impredecibles es el primer paso para tener buenos resultados en inversiones.

Lo más importante es tener un plan sensato y ceñirse a él. Predecir el futuro no es necesario, pero la diversificación si.




La economía mundial crece con el tiempo, las empresas producen más beneficios, los bonos pagan interés y los bienes inmuebles suben con la inflación. En el sistema capitalista, los activos financieros tienden a aumentar su valor a largo plazo, pero no sabemos cuándo ni cuánto subirán.

Sabemos también que pueden bajar mucho antes de remontar otra vez y por eso diversificamos.
No sabemos qué activo va tener buen o mal resultado en un determinado periodo. Teniendo muchos activos que se mueven de forma diferente, aseguramos que el riesgo de nuestra cartera se reduzca lo posible.

El negocio de Finizens no es predecir el futuro. No creemos que un equipo de pronosticadores construya mejores carteras. Lo que consigue mejores resultados es seguir unas reglas probadas en el tiempo, de manera disciplinada y no decisiones de inversión guiadas por el factor humano.

Manejamos la carteras de nuestros clientes con disciplina.


Quizás te interese

  1. Expert´s earning forecasts: bias, herding and gossamer information. Olivier Guedj, Jean-Philippe Bouchad

  2. Expert´s Judgments: Financial Analysts Versus Weather Forecasters. Tadeusz Tyska & Piotr Zielonka

  3. Expert Political Judgement: How Good Is It? How Can We Know? Philip E. Tetlock