La finalidad de todo fondo de inversión es producir una rentabilidad para tus ahorros, es decir, ponerlos a trabajar para que crezcan con el paso de los años. La inversión inicial, tus aportaciones periódicas y el tiempo que quieres mantener tu dinero en el fondo son los tres principales elementos con los que cuentas para conseguir tu objetivo: llegar a la edad de jubilación manteniendo tu nivel de vida.

Veamos cómo estos tres elementos funcionan utilizando nuestro simulador de rentabilidad1, y repasemos cada uno de ellos para ver cómo influyen a la hora de hacer crecer tus ahorros.

El tiempo

Aquí no hay ningún secreto: cuanto antes comiences a ahorrar, mejor. No solo porque conseguirás acumular más cantidad de dinero con menor esfuerzo, sino que harás que ese dinero se rentabilice durante más tiempo. Así, necesitarás aportar menos dinero para alcanzar tu objetivo, como, tener una jubilación tranquila y sin necesidad de depender de una pensión pública incierta.

Por ejemplo, veamos el caso de Ana, una mujer que abrió su fondo de inversión con 20 años, cuando su capacidad de ahorro era bastante limitada. Aún así, Ana tenía claro que cuanto antes comenzase a pensar en su futuro, mejor. De esta manera, decidió guardar 100 € mensuales para destinarlos a su Plan de Ahorro2. Puede no parecer mucho dinero, pero Ana tenía un aliado consigo, el tiempo.

Con una inversión inicial de 100 €, junto con las aportaciones mensuales de 100 € que fue realizando a lo largo de 40 años, Ana ha llegado a su edad de jubilación ahorrando 48.100 €. No parece demasiado, ¿verdad?, al ahorrar y rentabilizar ese dinero mes a mes con Finizens, ese dinero se ha multiplicado hasta llegar a los 174.384 €1 gracias a la rentabilidad de su plan. Esa cifra es mucho más interesante, ¿verdad?
El caso de Ana nos enseña que mantener una disciplina de ahorro a lo largo de los años, por modesta que ésta sea, tiene su recompensa.

Las aportaciones periódicas

Otro importante ingrediente en esta receta del ahorro a largo plazo son las aportaciones periódicas. Cuanta más avanzada sea la edad a la que comiences a ahorrar, más recursos tendrás que destinar al fondo de inversión si quieres conseguir el dinero que te permita jubilarte con comodidad.

Es la situación de Javier, que tenía 45 años cuando por fin se decidió a crear una "hucha" para su futuro. Esa "hucha" fue un Plan de Ahorro que comenzó con una inversión inicial de 100 € pero con la intención de aportar 500 € mensuales. Aunque Javier comenzó un poco más tarde que Ana a ahorrar, cuando ha llegado la hora de su jubilación (digamos, a los 65), había conseguido aportar 120.100 € que, gracias a la rentabilidad de su plan, se han convertido en 217.775 €1.

Este ejemplo nos demuestra como nunca es tarde para ahorrar con vistas al futuro, siempre y cuando se tengan claros los objetivos y se sea regular en las aportaciones al plan.

La inversión inicial

A diferencia de otros fondos de inversión en los que se requiere una elevada cantidad de dinero para entrar, en Finizens tan solo necesitas 100 € para comenzar a invertir en empresas de todo el mundo. Y, en realidad, es todo lo que necesitas para conseguir un importante volumen de ahorros a lo largo del tiempo, como nos muestran los casos de Ana y Javier, en los que con la mínima aportación han conseguido grandes resultados.

¿Qué habría pasado si Ana hubiera comenzado su Plan de Ahorro con una aportación inicial de 1.000 € en lugar 100? Su fondo de inversión habría generado unos 182.000 €1, pero realmente no hubiera supuesto una enorme diferencia en sus ahorros finales (recordemos que superaban los 170.000 €), lo que nos indica que a largo plazo, es más importante la regularidad en las aportaciones que la inversión inicial.

En el caso de Javier, la aportación inicial habría sido más determinante. Si, por ejemplo, solo pudiera destinar 200 € mensuales a su plan, tendría que aportar unos 40.000€ al inicio si quiere obtener una cifra similar.

Estos ejemplos nos han mostrado como, lo importante, es comenzar a ahorrar cuanto antes. Por supuesto, cada persona tiene una situación económica distinta y siempre hay formas de compensar ese tiempo perdido a través de la inversión inicial y las aportaciones mensuales.

¿Te animas a comprobar cómo podrías hacer crecer tus ahorros?


  1. Cálculos basados en la cartera de riesgo medio de Finizens: 5,62% de interés anual histórico en los últimos 10 años. Fuente: Morningstar de 01/01/2007 hasta 31/12/2016. El efecto de las comisiones ya está reflejado en este cálculo.

  2. El Plan de Ahorro Finizens es un seguro de vida ahorro que está gestionado por Caser Seguros.