Si estás leyendo esto seguro que tienes ahorros. Además, tendrás mucho interés en hacer que crezcan, y para ello queremos aclararte un concepto muy importante porque supone una gran oportunidad para ti (y que con Finizens puedes sacar el máximo provecho): el interés compuesto.

Si tienes un depósito o una cuenta corriente, una de las ideas fundamentales para hacer que tus ahorros aumenten es el interés compuesto. Cuando hablamos de interés compuesto queremos decir que los intereses se suman al dinero que ya tenías, lo cual es genial para ti porque supone que esos intereses también te van a generar intereses.

Con el interés compuesto los beneficios obtenidos al final de cada periodo se añaden al capital inicial y, por lo tanto, no se retiran. Se trata de un círculo virtuoso, ya que los intereses se vuelven a invertir para que tus ahorros crezcan más rápido. Te ponemos un ejemplo para que lo entiendas mejor:

Imagina que tienes un capital de 1000 euros en el banco. Cada año, dispones de un 10 % de intereses, que se pagan al final de ese periodo. Al finalizar el primer año, contarás con 1100 euros. Pero, ¿qué pasará cuando acabe el segundo? En efecto, no dispondrás de 1200 euros, sino de 1210, ya que ese 10 % se habrá aplicado sobre el total que tienes en ese momento, en lugar de hacerse sobre los 1000 euros iniciales. Finalmente, al acabar el décimo año, la cantidad final de la que dispondrás será de casi 2594 euros.

Si no hubiera sido un interés compuesto, la cantidad final solo sería de 2000 euros.

Puede parecerte poca rentabilidad, pero solo se trata de un ejemplo para que entiendas el concepto. Si hablamos de cifras mayores, la rentabilidad puede ser muy atractiva.

Cuando se considera la compra de productos financieros, no solo hay que tener en cuenta el tipo de interés (sea compuesto o no), sino también los periodos de remuneración. Lo ideal es ir acumulando intereses en cada periodo, en lugar de recibirlos todos de golpe al final. Volvemos a ponerte un ejemplo para que lo entiendas mejor:

Estás considerando invertir y dudas entre dos entidades. Una de ellas te ofrece un depósito del 9 % cuyos intereses se van abonando mes a mes. El otro te da un 10%, pero los intereses se añaden solo una vez, al finalizar el año. En contra de lo que pueda parecer, el depósito que mayor rentabilidad te va a aportar no es el del 10 %, sino el de 9%, ya que al añadirse los intereses cada mes tus ahorros van creciendo de forma exponencial. ¡Reinvertir las ganancias obtenidas, aunque sean pequeñas, es el mejor regalo que te hace el interés compuesto!

Como ves, a la hora de invertir es muy importante que consideres el concepto de interés compuesto, ya que puede hacer que tus ahorros crezcan de forma mucho más rápida y así darte mucha más rentabilidad. A la hora de invertir para lograr resultados a largo plazo, el tiempo puede ser tu gran aliado. El mejor momento para ahorrar fue ayer, pero el segundo mejor momento es ahora, ya que dejar tus ahorros “parados” hace que pierdas dinero, por el efecto de la inflación.

En Finizens somos muy conscientes de esto y de sus beneficios en el interés a largo plazo por eso, nuestros planes se valoran de forma diaria, de manera que, diariamente, aprovechas el interés compuesto.

¿Qué tal si abres tu plan hoy?