Jubilarnos con una buena pensión que nos permita mantener nuestro nivel de vida sería el premio final a una vida de dedicación y trabajo duro. El periodo de jubilación es sinónimo de tiempo libre y descanso, una oportunidad para poder realizar todo aquello que nuestro día a día laboral no nos permite disfrutar: el 74 % de los españoles afirma que quiere viajar cuando se jubile; un 57% desea pasar más tiempo con su familia y amigos; mientras que a un 47% le gustaría dedicarse a nuevas aficiones.

alt

Sin duda todas estas opciones exigen una gran cantidad de recursos económicos que, de una u otra forma, la población debe conseguir acumular para ese periodo de jubilación, ya que en la mayoría de los casos es altamente probable que la pensión pública no será suficiente para garantizar nuestro nivel de vida.

Hasta ahora, para los españoles su principal fuente de ingresos durante la jubilación ha sido la pensión pública; pero según los últimos estudios realizados la confianza en el sistema público está disminuyendo sobre todo entre los más jóvenes: concretamente, los individuos encuestados entre los 18 y 24 años estiman que solo el 44% de su pensión procederá del Estado, frente al 75% que estiman los ciudadanos entre 55 y 64 años.

alt

Ante esta situación, los jóvenes deben buscar otras opciones de ahorro que les permitan tener una fuente de ingresos complementaria a sus pensiones públicas. Lo ideal sería que encontraran un producto de ahorro privado que se adaptara a sus necesidades como ahorrador y, que además, les ofreciera la posibilidad no solo de ahorrar sino también de obtener una rentabilidad potencial más elevada de dichos ahorros: de manera que todo su esfuerzo y previsión les sean recompensados.

alt

Aunque a priori esta opción parece la más lógica no es tan popular como debería. Existen barreras como la desconfianza derivada de un desconocimiento financiero o la complejidad de los productos de ahorro ofrecidos, que dificultan la generalización de este tipo de productos de ahorro individual. Con la intención de borrar de la ecuación estas barreras, Finizens pone al alcance de cualquiera persona un Plan de Pensiones 100% digital que simplifica al máximo el proceso de ahorro, de manera que con solo un par de clics puedas acceder a un plan totalmente personalizado y automatizado, ocupándose de todo para que tú no tengas que hacer ni preocuparte nada. Además, a tu Plan de Pensiones se le asocia una cartera de inversión personalizada, con el objetivo de poder ayudarte a sacarle más partido a tus ahorros en el largo plazo.

Tengas la edad que tengas, ¡ahora ya puedes mejorar las expectativas de tu jubilación de manera fácil y eficaz!

  1. Fuente: AEGON, “Estudio de Preparación para la Jubilación 2017 “