Una de las formas más sencillas de rentabilizar nuestro dinero es abrir una cuenta remunerada, normalmente te ofrecen un interés pequeño pero fijo, con la ventaja de tener tu dinero siempre disponible. La cuestión es que dado el periodo económico en el que nos encontramos, esa rentabilidad ha caído en picado llegando incluso 0% TIN1. O peor aún, quizá te encuentres en el caso de que no sólo no te da nada, sino que quizá ya te están cobrando.

Ante esta situación, ¿qué puedes ofrecerle a tus ahorros? Quizá un plan de pensiones aún te suena demasiado “definitivo” para tu dinero, no dispongas de 2.500 €, 5.000 € o 10.000 € mínimos para invertirlos en un fondo o tengas una ligera idea de qué va eso de la bolsa, pero no tanta como a aventurarte en ella.
Nada de eso es una razón de peso como para cruzarse de brazos y no hacer nada: cada día que tu dinero está quieto en una cuenta corriente estás perdiendo poder adquisitivo.

Así que veamos, ¿qué es lo que estás buscando?

  • Lo primero e imprescindible: poder recuperar tu dinero, todo o parte, cuando quieras, sin condiciones, penalizaciones ni comisiones con las que no contabas.

  • Lo segundo: que abrirlo no suponga, por obligación, un desembolso de dinero importante. Quieres algo asequible, que te permita empezar sin problemas e ir ahorrando cada mes (o cada semana, o cuando puedas…) la cantidad que decidas.

  • Lo tercero: que te ofrezca la rentabilidad a la que acceden grandes inversores. Y que las comisiones que te apliquen sean justas y no se queden con una parte importante de ese beneficio.

  • Lo cuarto: que no sea un quebradero de cabeza, que no te obligue a leer la prensa económica o hacerte un máster express en cotizaciones. En definitiva que todo funcione en automático y sin esfuerzo para ti.

  • Y por supuesto, que no te haga desplazarte a ningún sitio, enviar papeles, hacer gestiones, o tener que llamar a ningún sitio para ver cómo va tu dinero: lo quieres todo en el móvil.


¿Sabes qué?

Nosotros hicimos ese mismo análisis hace un tiempo y descubrimos que no había nada en el mercado que lo ofreciera todo.
Así nació Finizens:

  • Una herramienta que te abre la puerta a unos productos de inversión a los que habitualmente sólo accedían los grandes inversores: los fondos índices y ETFs, pero con comisiones muy bajas y pudiendo retirar tu dinero cuando quieras sin ningún tipo de penalización.

  • Una herramienta para todos, porque puedes “inaugurar” tu Plan de Ahorro con tan solo 100 € e ir aportando lo que quieras, cuando quieras; sin preocuparte por nada, nuestra tecnología se encarga de sacar el máximo rendimiento a tu dinero. Y por supuesto, lo haces todo desde tu smartphone mediante una plataforma ágil y muy fácil de utilizar.


¿Y si echas un vistazo a ver qué podrías conseguir con Finizens?



  1. El tipo de interés nominal (o, por sus siglas, TIN), conocido también como interés nominal, es el porcentaje que se agregará al capital cedido como remuneración durante un periodo determinado (no necesariamente un año). El TIN no tiene en cuenta otros gastos de la operación como pueden ser las comisiones o las vinculaciones que conlleva el producto.